La Ley de Reforma Magisterial

Цифровая репродукция находится в интернет-музее gallerix.ru

Una educación de calidad proporciona a nuestros hijos oportunidades diferentes y de mejor calidad, dotándoles de un desarrollo pleno de sus facultades. Una educación innovadora y eficaz es posible con maestros capacitados y motivados. Los niños son el futuro del país y la educación es la vía a seguir para poder formar jóvenes talentosos con ganas de trabajar y contribuir al bienestar de Perú. La Ley de Reforma Magisterial en Perú fue aprobada en noviembre del año 2012 por el Consejo de la República. Dicha ley promueve el desarrollo de los maestros, otorgándoles más beneficios y mejores condiciones laborales, lo que repercute en una educación de calidad en el país.

La Ley aporta beneficios y oportunidades a los docentes de una manera equitativa y según las aptitudes y desarrollo de los profesores. También ofrece la posibilidad de optar por puestos en cargos más altos con una mayor responsabilidad y remuneración como son los puestos de director o subdirector, por lo que los maestros cuentan con más opciones de desarrollo profesional con la aprobación de la Ley de Reforma Magisterial.

Los docentes deben de tener una formación continua evaluada, adaptándose a las últimas tecnologías y estando a la vanguardia con respecto a las diferentes materias. Es imprescindible y de vital importancia que los maestros tengan una formación continua. Hay un mundo virtual que el profesor debe de conocer a la perfección ya que sus alumnos lo dominan. Por ello es necesario que los maestros estén a la altura en materias de tecnologías.

Estas son algunas de las metas que buscaba la reforma educativa del Perú, sin embargo, algunos detractores piensan que para mejorar la educación del país, es necesario más que capacitar y centrar todos los recursos en los maestros, sino también modernizar las escuelas y los currículos educativos para así, de forma integral, mejorar este aspecto tan importante de la vida de los países en vías de desarrollo.